III JORNADAS GASTRO-CULTURALES HUERNA-PAJARES

La Asociación VINDONNUS estará presente en el III Mercado Gastro-Cultural Huerna-Pajares, para dar a conocer sus actividades y objetivos. Os esperamos, el domingo 31 de julio, desde las 12.00h, en el campo “El Molín”.

L’Asociación VINDONNUS va tar presente nel III Mercáu Gastro-Cultural Güerna-Payares, pa dar a conocer les sos actividaes y oxetivos. Esperámosvos, el domingu 31 de xunetu, dende les 12.00h, nel campu “El Molín”.

Mercado campomanes

PINTURAS MURALES DEL CAMARÍN DEL SANTUARIO DE BENDUEÑOS

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Adosado por la parte trasera del presbiterio de este templo, se encuentra el camarín (o camerín). Este cuerpo fue construido en 1704 bajo la dirección del maestro cantero Pablo de Cubas, miembro de una familia con gran tradición constructora. Si bien la composición y los detalles de molduras y recercados responden a un lenguaje plenamente barroco, la bóveda de arista, de la que sólo se conserva el arranque, fue ejecutada según la técnica gótica. Este habitáculo debió ser mandado construir por alguna familia nobiliaria del entorno, con la finalidad de rezar a la virgen con más intimidad, separados del resto de fieles.

En 1710 se encargó a Toribio Fernández Vaquero, maestro de dorar y pintar, la fábrica de un frontal y la realización de las pinturas al óleo de dicho camarín:

«(…) por llamamiento de Toribio Fernández, maestro de dorar y pintar, para que aquellos señores mandasen la pintura y doradura de el retablo y de el camarín de N.ª S.ª de Bendueños, mediante que dicho Toribio Fernández y yo, el mayordomo, convinimos por escritura que dicho maestro ejecutara la obra y se ajustaron en 1100 rs. con la fábrica de un frontal, que a dicho camarín pintado al óleo con las mejores pinturas ha de poner dicho maestro»

Las referidas pinturas murales son de estilo barroco. En la actualidad se conservan, parcialmente, las cenefas del zócalo, organizadas en tres niveles y ornamentadas con motivos vegetales y zoomórficos: aves, girasoles, uvas y otros frutos.

Por encima de la línea de impostas, además, cuatro figuras borrosas ceñidas por extraños personajes y rodeadas de roleos y flores que representan a San Ambrosio de Milán (atributos: mitra y vestiduras episcopales, libro), San Jerónimo (atributos: vestiduras cardenalicias, trompeta del Juicio Final, león, material de escritura,…), Santo Tomás y San Francisco de Asís (atributos: crucifico, calavera, vegetación, ¿aves?). Inicialmente, las pinturas se extenderían por los cuatro paramentos y también cubrirían la bóveda, que se derrumbó en algún momento del siglo XIX (parte de los restos permanecen en el camarín, y otros diseminados por el pueblo).

La peculiaridad de las pinturas, además de su exuberancia decorativa, radica en el exotismo de algunas de las representaciones: sin duda las más llamativas son las indígenas en posición de genuflexión que soportan los medallones de San Jerónimo y San Ambrosio (ataviadas con peculiares vestimentas y alhajas de plumas). También aves del paraíso, bestias, hipocampos, y otras figuras de difícil interpretación. Todo el conjunto está dotado de una serie de referencias teológicas y mitológicas sólo comprensibles por el visitante erudito. Si bien existen otras iglesias asturianas adornadas con ricas pinturas murales, lo excepcional de Bendueños, aparte de su profusión decorativa, es su contenido exótico y simbológico, que hacen del Camarín un espacio singular. Se trata, por tanto, de una extraordinaria muestra de pintura mural, de la que apenas pueden encontrarse otros ejemplos equiparables en Asturias.

Con el paso de los años, la falta de un adecuado mantenimiento en la cubierta conllevó la aparición de filtraciones de agua de lluvia, que terminaron por traspasar la plementería de la bóveda y escurrir por las paredes. La presencia de agua en la cara interior de los paramentos ha afectado de forma muy negativa a la conservación de las pinturas. El deterioro del revoco es evidente: se han producido numerosos desprendimientos, con la consiguiente desaparición de importantes superficies de pintura, y en otras zonas se observan abombamientos y levantes que advierten del riesgo inminente de desprendimiento de otros fragmentos policromados.

David Ordóñez Castañón

CAMPAÑA DE FIRMAS A FAVOR DE LA RESTAURACIÓN DE LAS PINTURAS MURALES DEL CAMERÍN DE BENDUEÑOS

La Asociación VINDONNUS ha iniciado una campaña de recogida de firmas para demostrar a la Consejería de Cultura del Principado de Asturias y a las Autoridades correspondientes, que nuestra petición para llevar a cabo trabajos de consolidación y restauración en las pinturas murales del Santuario de Bendueños cuenta con un amplio respaldo popular.

Aquí puedes descargar la hoja de firmas: HOJA DE FIRMAS             (puedes imprimirla y comunicarnos un punto de recogida a través de nuestro e-mail ).

También puedes firmar a través de la plataforma change.org, EN ESTE ENLACE

Después de varios meses instando a la Administración del Principado, no hemos obtenido la respuesta que esperábamos, por lo que es necesario una mayor implicación de la Consejería si queremos salvar este elemento patrimonial de alto valor histórico-artístico.

De este modo, sólo nos queda reivindicar con más ahínco nuestras pretensiones, para que comiencen, cuanto antes, los trabajos de estabilización. Las pinturas se encuentran en un estado de conservación crítico, pudiendo desaparecer irremediablemente si no se actúa en ellas con carácter de urgencia.

Mediante esta campaña de firmas, pretendemos hacer llegar a las Autoridades concernientes que esta demanda está avalada por un amplio apoyo vecinal. El pueblo lenense manifiesta a través de nuestra petición la voluntad por conservar y recuperar su patrimonio cultural.

Puedes encontrar la hoja de firmas en los siguientes lugares y establecimientos:

  • Casa de Cultura de La Pola
  • Ayuntamiento de Lena
  • Centro de lectura La Casona de Campumanes
  • Albergue de peregrinos de Bendueños

Conoce más acerca de las pinturas murales de Bendueños AQUÍ